Paz y Esperanza tiene establecido Políticas frente a los temas que trabaja, tales como:

  • POLÍTICA DE SALVAGUARDA DE LA NIÑEZ
    La defensa y promoción de la dignidad de la niñez forma parte del trabajo de Paz y Esperanza desde el inicio de su vida institucional. Hemos asumido el compromiso de forjar un entorno afectivo y protector para los niños y niñas, y todo aquello que favorezca su desarrollo y bienestar, oponiéndose firmemente a toda forma que agreda su dignidad, como por ejemplo el abuso y explotación infantil, tanto dentro como fuera de nuestra organización

 

  • POLÍTICAS DE PROTECCIÓN AL ADULTO EN SITUACION DE VULNERABILIDAD
    Nuestro punto de partida es el reconocimiento de la dignidad de las personas, el empoderamiento de sus derechos y el pleno ejercicio de su ciudadanía. Trabajamos en favor y junto a sectores vinculados a la población adulta, especialmente del mundo indígena, mujeres, migrantes, personas con discapacidad, así como aquellos que están en condición de afectados o damnificados por eventos de desastres. Al ser personas en situación de vulnerabilidad, reconocemos su dignidad intrínseca, la cual nos lleva a respetar, reconocer y promover, sin afectar sus derechos. Pero además reconocemos que el mismo espacio en el que nuestros trabajadores desarrollan sus actividades no está exento de albergar trabajadores y colaboradores que pueden encontrarse en determinados momentos de su vida en situación de vulnerabilidad o colegas en determinadas circunstancias puedan ejercer el poder de una manera abusiva. Esto es posible en cualquier grupo humano, por lo cual Paz y Esperanza estará atento a prevenir o enfrentar situaciones que ocurran en su entorno.

 

  • POLÍTICA ANTICORRUPCIÓN
    Por la fe que nos inspira, y por los resultados que ofrecen las investigaciones existentes sobre la materia, la corrupción es para Paz y Esperanza un pecado grave que afecta el bienestar de los pueblos, y lesiona los derechos de los pobres en especial. Los mandatos de “no robarás” y “no codiciarás los bienes ajenos”, son absolutamente claros y no hay nada que permita su licencia o justificación.
    En términos conceptuales la corrupción incluye soborno, fraude, apropiación indebida u otras formas de desviación de recursos por un funcionario público, sin embargo no se limita a ello. La corrupción también puede ocurrir en los casos de nepotismo, extorsión, tráfico de influencias, uso indebido de información privilegiada para fines personales y la compra y venta de las decisiones judiciales, entre varias otras prácticas.

 

  • POLÍTICAS DE GÉNERO

 

 

REPORTANDO INQUIETUDES O QUEJAS

Paz y Esperanza desea que su servicio a la población vulnerable sea realizado éticamente, respetando la dignidad de las personas. En el marco de nuestras acciones, estamos atentos a cualquier hecho que ponga en riesgo o atente contra la salud física y emocional de las personas.
Nuestro personal y colaboradores están obligados a comportarse de acuerdo con los estándares establecidos en nuestras políticas y códigos de conducta. Este comportamiento debe ser observado tanto en nuestra vida laboral interna, como en el servicio a la población beneficiaria. Pero incluso, nos parece necesario que se vea reflejado en el ámbito privado, por ejemplo, ¿con qué autoridad podríamos hablar de prevención de la violencia intrafamiliar si un trabajador nuestro maltrata a sus hijos?

SALVAGUARDAR

Paz y Esperanza se compromete a promover la seguridad y el bienestar de los beneficiarios, el personal y de todos nuestros colaboradores. En particular, nos comprometemos con la seguridad de la niñez, junto con los adultos que son vulnerables.

Sin ser una lista exhaustiva, rechazamos:

  • El abuso y maltrato, incluido el físico, sexual (también el acoso sexual) y psicológico (junto con el abuso de poder o religioso)
  • La explotación física y sexual y la trata de personas
  • La discriminación de cualquier tipo
  • La negligencia que dañe a las personas
  • La corrupción (fraude, robo, soborno, uso indebido de recursos, cobro por servicios gratuitos que oferta PAZ, etc)
  • Cualquier otra actividad delictiva o ilegal que ha tenido lugar, tendrá lugar o es probable que se lleve a cabo por miembros de la organización.

CÓMO REPORTAR

Cualquier alegación o inquietud con respecto a una acción cometida por un personal, voluntario o colaborador de PAZ la trataremos con seriedad, rapidez y con total confidencialidad.
Estas inquietudes o denuncias pueden provenir de una persona vinculada a la organización (un trabajador, por ejemplo), de un beneficiario o un tercero.
Siendo que el interés mayor de PAZ es la persona humana, si se observa o se sospecha de un comportamiento abusivo o anti ético, le urgimos que nos lo haga saber pronto.

Hay dos formas de reportar una inquietud o realizar una denuncia interna:

Envíe un correo electrónico directamente a quejas@pazyesperanza.org

O escríbanos al siguiente WhatsApp +51 946 439 822

Todas las comunicaciones son tratadas con total confidencialidad por un equipo independiente, que no revelará su nombre a Paz y Esperanza sin su permiso explícito. Se procederá conforme a nuestras políticas y procedimientos para investigar a fondo estos hechos, tomando las medidas pertinentes.