[ ESPAÑOL ] [ ENGLISH ] [ MORE... ]
 
 

Historia

Para el liderazgo de Paz y Esperanza, realizar un servicio de impacto y cercano a la gente en Lima siempre representó un desafío. El proceso de descentralización institucional ya nos había llevado a San Martín, Huánuco, Ayacucho y ahora queríamos desarrollar una experiencia parecida en la capital. Decidimos focalizar el servicio en San Juan de Lurigancho, y a diferencia del modo establecido en los otras regiones al principio se hizo sin establecer físicamente la oficina en el distrito. 

Meses después, y a partir de la experiencia de servicio que ya realizábamos, concluimos que mejor era asentarnos en la zona y por ello en marzo de 2003 abrimos la oficina en el distrito.

San Juan de Lurigancho es el distrito más poblado del Perú, creció básicamente por la política centralista de diversos gobiernos nacionales que desatendieron diversas provincias del país, y eso explica que la población del distrito sea mayoritariamente pobre y migrante.

La primera coordinadora de la oficina de Paz y Esperanza en San Juan de Lurigancho fue la psicóloga Ruth Céspedes Bravo. Ella dirigió un equipo que también integraban Wuille Ruiz, Gloria Espinoza, Lourdes Zegarra y Felipe Díaz. A ellos se sumaron luego otras personas quienes marcaron en el distrito un estilo de trabajo por la justicia y la defensa de la vida caracterizado por la concertación con otros sectores e instituciones, promoviendo particularmente el protagonismo de mujeres y líderes comunales.